domingo, 19 de septiembre de 2021

Kicillof sacó a Bianco de la Jefatura de Gabinete y en su lugar asume Martín Insaurralde


El intendente de Lomas reemplaza a la mano derecha del Gobernador en el Gabinete. El jefe comunal de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini, asume en Infraestructura en lugar de Agustín Simone, quien queda al frente del Instituto de la Vivienda. Cristina Alvarez Rodríguez reemplaza a Teresa garcía en la cartera de Gobierno.

 "El gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof dispuso esta tarde la reformulación del gabinete provincial de cara a la etapa de reconstrucción que comienza a partir de la pospandemia", sostiene el comunicado emitido por el gobierno bonaerense en la tarde de este domingo, en el que se informan los cambios en el gabinete provincial. 

En primer lugar, al frente de la Jefatura de Gabinete de Ministros será designado Martín Insaurralde. Mientras que Carlos Bianco, mano derecha del Gobernador, será designado Jefe de Asesores del Gobierno de la Provincia.

El Ministerio de Infraestructura y servicios públicos quedará a cargo de Leonardo Nardini. En tanto que Agustín Simone tendrá a su cargo el Instituto de la Vivienda.

Por su parte, en el Ministerio de Gobierno será designada Cristina Álvarez Rodríguez, en lugar de Teresa García, quien es candidata a senador a provincial por la Primera sección. 

"Con el objetivo de fortalecer la gestión provincial para dar las respuestas necesarias a las y los bonaerenses y en consonancia con el recambio realizado por el Presidente Alberto Fernández en el gabinete nacional, el Gobernador ha tomado estas determinaciones para que desde mañana mismo se ponga en marcha esta nueva etapa", dice el comunicado, en el cual Kicillof  "agradece inmensamente el empeño y la labor realizada por Teresa García".

Los cambios se dan luego de una visita relámpago que el Gobernador a El Calafate, donde se reunió con la vicepresidenta Cristina Fernández. A su regreso a La Plata, Kicillof dispuso las modificaciones del equipo de Gobierno, con el sorpresivo corrimiento de Carlos Bianco de la Jefatura de Gabinete.

Bianco y Simone habían sido duramente cuestionados por los intendentes en las reuniones que el mandatario provincial tuvo sucesivamente miércoles, jueves y viernes con los intendentes de la Tercera y Primera secciones electorales y el interior. Además, los alcaldes reclamaron la llegada de pares al equipo de gobierno.

Con esa premisa, Kicillof decidió hoy que dos intendentes, uno de la Tercera (Inzsaurralde) y otro de la Primera (Nardini) ocupen sendos ministerios, mientras que eligió a Cristina Alvarez Rodríguez, de buen diálogo con los alcaldes y con la vicepresidenta, para reemplazar a la titular de la cartera de Gobierno, que volverá a ser senadora.
Fuente: La Tecla

Miguel Saredi y Orlando Pulvirenti, presentan el libro: UN NUEVO DESAFÍO URBANO.

     

En una entrevista exclusiva con el Dr. Miguel Saredi, conversamos acerca del libro que será publicado próximamente, junto a Orlando Pulvirenti

¿Por qué este libro Miguel Saredi?

– «El año 2020 y el actual han sido particulares y especiales. Los cambios en la vida cotidiana , llegaron para quedarse y en este libro, los intentamos detallar y por el otro planificar el futuro».

¿Cómo explica los cambios que produjo la pandemia?

– «La pandemia desencadenada por el Covid19 ha generado el convencimiento de que muchas de las alteraciones que ha producido sobre nuestra vida han llegado para quedarse».

«Recordemos que, en el momento más difícil de la expansión viral y la imposibilidad de los Gobiernos de hallar una respuesta, casi la mitad del Mundo pasó la extraordinaria circunstancia de sufrir limitaciones en sus libertades ambulatorias, expresada en la palabra:-cuarentena-«.

¿Cuáles son los cambios más notables que produjo todo esto en la sociedad a nivel mundial?

– «Las actividades que se desarrollaban cotidianamente bajo ciertas formas y características –como es el uso del transporte público, las grandes concentraciones en eventos sociales y espectáculos públicos, entre muchísimas otras–, de repente fueron reducidas a cero. Se dieron fenómenos no vistos desde el inicio de la Revolución Industrial».

¿Qué lugar cree usted que ocupan la tecnología y el mundo virtual?

-«La tecnología de comunicación, que venía irrumpiendo fuertemente desde el desarrollo de la internet tres décadas atrás, explotaba, haciendo que el mundo virtual adquiriese tanta importancia como el real».

       

Esto hizo que en la agenda cotidiana, se modificaran muchos factores. ¿Cómo describe la transformación de los mismos?

– «El aislamiento social, como medida preventiva, y la conectividad digital aceleraron el fenómeno de cambio de logística en la industrialización, pero particularmente en la comercialización, distribución y logística de bienes y servicios.

«A la par, se modificó la agenda de educación, llevando a millones de alumnos y docentes de todo el mundo de aulas reales a virtuales, y se expandieron extraordinariamente todos los mecanismos de educación a distancia».

¿Nuestras vidas se fueron transformando en una realidad casi virtual?

-«Y si la manera en que compramos y recibimos cualquier bien, hizo que dejáramos de ir a un negocio, inclusive a un almacén, para reemplazar por un catálogo virtual, una orden emitida por una red social y un delivery tercerizado encargado de traer lo adquirido, todo ello bajo un novedoso proceso de satinización e higienización previa, nuestras relaciones interpersonales enteras pasaron al ámbito de lo virtual. Desde ver a los familiares por un monitor, a despedir virtualmente a quienes fallecieron en esos días, sin acompañarlo».

«Todas las pautas culturales, transmitidas durante generaciones, se esfumaron en unos meses. Teatros, cines, conciertos, todos eventos culturales propios de la vida en sociedad, mudaron inicialmente de una manera tímida y luego más masivamente al ‘streaming’ «.

¿Puede adelantarnos que reflejan en la introducción del primer capítulo del libro?

– «En el primer capítulo, reflejamos pues de qué forma el mundo entero se halla pensando si las ciudades, tal como se encuentran en la actualidad, son aptas o cuál sería la manera más eficiente de organizar la convivencia social con la ecología: desde propuestas disruptivas de abandonar las grandes metrópolis, hasta la idea de reconvertir a las mismas en pequeñas comunidades que puedan sostener toda necesidad de una persona en un radio de quince minutos de traslado a pie;
desde suplir el transporte público por bicicletas a lograr que gran parte de los trabajadores ejecuten su tarea por vía telemática. Veremos que la respuesta no es uniforme, y daremos una visión sobre lo que es posible y deseable esperar en la Argentina».

¿También hablan mucho en el segundo capítulo sobre urbanismo ?

– «En el segundo capítulo nos planteamos a quién correspondería instrumentar los cambios urbanos que se necesitan.
¿Es razonable que el Estado se mantenga al margen del urbanismo como ha hecho prácticamente en los últimos cien años en la Argentina? ¿Las ciudades deben ser diseñadas y desarrolladas por los privados, como ocurre con las urbanizaciones y emprendimientos privados que moldean el Cono urbano Bonaerense? ¿Los barrios vulnerables no son consecuencia de ese mismo fenómeno de retiro estatal? ¿Tiene pensado el Estado argentino o las provincias un modelo de urbanismo a futuro?».

En el tercer capítulo del libro abordan la gobernanza local. ¿Cómo lo explican en un sistema de gobierno con tradiciones tan antiguas?

– «Si. En el tercer capítulo abordamos la gobernanza local.
Los sistemas de gobierno que tenemos tienen una tradición de casi doscientos años. ¿Son adecuados para satisfacer las necesidades de nuestras actuales poblaciones? ¿Deben ser repensados? ¿Existe una manera de que sean más eficientes las administraciones locales? Comparando las distintas formas de organización que asumen las municipalidades en los principales países occidentales, identificamos algunas fortalezas y debilidades que pueden dar pistas sobre cómo mejorar la conducción comunal».

¿Se expresan sobre la autonomía municipal, tema que usted siempre profundiza, Saredi?

– «En el cuarto capítulo, entendimos necesario acercar al lector a uno de los grandes debates que presenta el federalismo, que es la autonomía municipal».

«Es decir, nos preguntamos sobre cuál es el empoderamiento que necesitan las municipalidades para ser actores centrales en el procesode cambio para mejorar la calidad de vida de nuestros habitantes.
En un compromiso que siempre hemos sostenido, expresamos las razones por las cuales entendemos que transferir potestades y posibilidades de decisión a los Gobiernos locales brinda mayor eficiencia, eficacia, transparencia, control y convivencia ecológica y social, que concentrando el poder en las capitales y metrópolis».

¿Y cómo concluyen sus ideas plasmadas en el libro?

– «En aquel Poder que a nivel local se encuentra constituido por los representantes de toda la comunidad y que, como tal, debe ser blindado en sus competencias y atribuciones, como centro de la vida democrática municipal».

«Nos referimos al Concejo Deliberante, institución que entendemos es y será clave en los procesos políticos siguientes que debieran llevarnos a sociedades sustentables, participativas, inclusivas, profundamente democráticas y, ante todo, dignas de ser vividas».

Fuente: ultimanoticiaba.com

El Gobierno prepara medidas para “poner plata” en los sectores más castigados

 El Gobierno prepara una batería de medidas de transferencia directa de ingresos para los sectores más castigados, a los que la recuperación no les llegó: serán anunciadas el jueves.

Los votantes mostraron masivamente el domingo su descontento en las urnas y desde el oficialismo apuntan a que el principal factor que derivó en la derrota electoral fue la economía. En ese marco, el Gobierno prepara una batería de medidas de transferencia directa de ingresos para los sectores más castigados, a los que la recuperación no les llegó, que serán anunciadas este jueves. El Gobierno cree que, en esos sectores, hay cientos de miles de votos perdidos con relación a 2019 que pueden recuperarse. 

Una pista la dio ayer por la mañana el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, al referirse a la reacción del Gobierno luego de las PASO. “Trabajamos en medidas para que la reactivación en curso llegue a todos los sectores”, dijo en declaraciones radiales. 

En esa línea, la candidata a diputada por el Frente de Todos, Victoria Tolosa Paz, anticipó también que “ya tuvimos una reunión con el jefe de Gabinete (Santiago Cafiero) y con los ministros y se está trabajando fuerte en ver cómo dar respuestas inmediatas”.

Transferencia de ingresos

Hasta ahora, las medidas que evalúa el Gobierno apuntan a una suba lo más inmediata posible del salario mínimo vital y móvil (Smvm), de las jubilaciones y de la AUH. El incremento sería por decreto, con la intención de generar un alivio en sectores de ingresos medios y bajos, a los que, entienden desde el oficialismo, aún no les llegó la reactivación de la economía.

El Ministerio de Trabajo ya había convocado al Consejo Nacional del Salario para acordar un nuevo aumento del Smvm el próximo 30 de septiembre. Por estas horas, el Ejecutivo analiza subir el 10% que tenían previsto en ese momento para completar una recomposición del 45% desde abril cuando se acordó una suba del 35% en varios tramos que finalmente fueron adelantados a septiembre. Vale aclarar que actualmente el haber mínimo se encuentra en $29.160, muy por debajo de la línea de pobreza.

En esa línea, y teniendo en cuenta los sectores más castigados, se analiza un aumento por decreto de jubilaciones mínimas ($25.922) y beneficiarios de la AUH ($5.063). Todavía no se sabe si la modalidad sería un bono o un aumento que se sume al 12,39% de incremento que estableció para este mes la actual ley de movilidad. En abril y mayo hubo un bono a jubilados de $1.500 para complementar la movilidad de marzo y en agosto hubo otro por $5.000

El Gobierno venía implementando una serie de iniciativas para recomponer el poder de compra de los salarios, aunque estos beneficios llegaron a estratos sociales mejor parados que los mencionados anteriormente. También se pueden destacar incentivos al consumo como el programa Ahora 12 que difícilmente están apuntados a sectores a los que se les complica llenar la heladera.

Las más destacadas fueron las aperturas de paritarias dentro de la nueva pauta del 45% y la suba del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias a $150.000 mensuales brutos, para el cual se encuentra en revisión una nueva modificación al alza teniendo en cuenta las subas de los salarios.

Según estimó el Cetyd de la Universidad Nacional de San Martín en un estudio reciente que, con los acuerdos paritarios firmados hasta agosto, el poder adquisitivo de los salarios tendrá una reducción del 3,8% cuando finalice el año. Obviamente, el sector informal sufriría una pérdida mayor, teniendo en cuenta que la inflación de alimentos acumuló hasta el octavo mes 32,6% y ese es el rubro al que ese segmento poblacional destina mayores recursos.

¿Vuelve el IFE?

Otra medida en estudio es un bono a los hogares que están pasando mayores dificultades por la crisis sanitaria que tuvo, y todavía tiene implicancias económicas, similar al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que se pagó en tres oportunidades en 2020. La idea es acotarlo, ya que el contexto no es el mismo que en el peor momento del año pasado cuando regía el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO).

Desde Economía señalaron a El Economista que no abarcaría el mismo universo que el año pasado, que en aquella ocasión fueron $10.000 para casi 9 millones de personas. Esta vez, alcanzaría entre 2 y 3 millones de argentinos por un monto mayor. Otra posible medida son créditos a tasa cero para trabajadores asalariados.

El Gobierno buscará que las medidas no pongan en riesgo la disciplina fiscal que venía mostrando: hasta julio el déficit primario fue del 0,7% del PIB. “No van a hacer un plan que ponga en riesgo todo lo que vinimos haciendo en materia macroeconómica, aumentar las reservas y eliminar el riesgo de una devaluación, y poder resolver los escollos de la deuda, sigue estando presente “, explicó Tolosa Paz en relación a las próximas medidas.

El Ejecutivo también está preocupado porque esos pesos que vuelquen a la calle terminen influyendo en una remarcación de los precios y eso ponga en riesgo la desaceleración de los precios que se viene dando desde marzo. En agosto el IPC marcó 2,5% y fue el quinto mes consecutivo en baja desde el 4,8% de marzo.

Presupuesto 2022

En ese contexto, el oficialismo tiene como fecha límite este miércoles para ingresar el Presupuesto 2022 al Congreso. Allí, además de las estimaciones para el año próximo, deberán plasmar el cierre del ejercicio 2021 y por eso ayer los funcionarios de Hacienda trabajaron hasta última hora en incluir esta inyección de recursos a la hoja de ruta.

Este martes circularon distintas versiones sobre un posible retraso en la presentación hasta finiquitar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por los US$ 45.000 millones desembolsados entre 2018 y 2019. Desde Economía aseguraron ante El Economista que la idea es cumplir con los plazos previstos y presentar hoy el Presupuesto.

El presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara baja, el diputado oficialista Carlos Heller, comentó ayer a las 18 en una entrevista para el canal  Diputados TV que desde el Ejecutivo no habían adelantado una postergación. “La información que manejo es que será presentado mañana (por hoy)”, confió.

Según pudo conocer este medio, las principales estimaciones del equipo económico para 2022 son un crecimiento de entre 3% y 4%; un déficit de entre 3% y 3,5% y una inflación cercana al 35% anual. También incluirían un dólar mayorista administrado por el Banco Central con un valor de $159 hacia diciembre del año próximo.

Sobre la cuenta de subsidios, el Gobierno estima que comenzarán los sistemas desegmentación de tarifas para la energía, aunque sin mayores detalles de cómo se llevará adelante. Para el caso de la energía eléctrica, implicaría un ahorro en subvenciones equivalente al 4% del gasto público total. Para el gas, la Casa Rosada anunció la puesta en marcha del plan “zonas frías” y anticipó que habrá incrementos en las boletas en zonas metropolitanas.

Otro punto importante será el rol que el Gobierno quiere darle a la obra pública como dinamizador del nivel de actividad. Fuentes oficiales ya habían anticipado que buscarán llevar la participación del gasto de capital del Sector Público Nacional a los niveles previos al 2015, cerca del 3% del PBI en los próximos períodos. Apuntan a consolidar una política fiscal “anticíclica” que permita un crecimiento cercano al 4% el año que viene.

Fuente: El Economista

¿ QUÉ LE PASA A LA ARGENTINA ?

Por Alberto Asseff*

  La decadencia lleva medio siglo, si no más. En ese mismo lapso, el sudeste asiático emergió como uno de los polos del poder global, contrastando con nuestra declinación. Es un período suficientemente extenso como para brindar un análisis simplista. Lo que nos pasa es más profundo que uno o varios pésimos gobiernos. Nos acaece algo que afecta a nuestra entraña nacional. Paulatinamente hemos ido perdiendo el alma nacional, esa sobre la que pensó Eduardo Mallea, entre otros muchos.

Un país sin alma, sin actitud, sin tradiciones – sobre todo donde vive el 40% de la población- , con una notoria degradación de los valores – la palabra de los dirigentes está devaluada, es como hoja al viento, volátil, insustancial, desconfiable -, las instituciones casi son inexistentes, el civismo es exótico, la contradicción es la nota sobresaliente – se pontifica hasta el paroxismo sobre “el Estado presente”, las políticas públicas y todas las monsergas conexas a esa postura ideológica, pero la escuela del guardapolvo blanco y de la ‘señorita maestra’se ha desplomado con casi ¡DOS MILLONES DE CHICOS QUE SE LE PERDIERON, LITERALMENTE EN ESTE AÑO Y MEDIO CATASTRÓFICO! y la cosa pública se (des)gestiona sin una hoja de ruta elemental, sujeta al día a día.

¿Pueden coexistir estatismo sin plan? Aun la promoción, la expansión de la Argentina privada necesita algunas directrices desde el Estado. Lo que nos pasa es gravísimo y gravosísimo. Los jóvenes se quieren marchar y sus padres los alientan a que se vayan. Cuanto más apto y preparado, más presto para irse. Un país grandioso en lo físico, plenamente dotado, inclusive flamantemente agrandado, con reconocimiento de la ONU, al incorporar una de las llanuras marítimas más anchurosas del planeta, se nos ha achicado hasta casi diluirse el horizonte ¡Increíble! ¡Irracional!

Sufrimos de pequeñez moral, especialmente en la cúspide de la escala social. Sobra codicia, falta en absoluto ambición nacional. El patriotismo quedó reducido a la insignificancia, casi una fruslería. Hasta es una palabra disonante, en los hechos sin prestancia, a contrapelo del mundo entero, donde es timbre de honor y causa de emoción. Suscitador de la voluntad.

Persistimos en ‘combatir al capital’, sin entender que debe fluir, no huir. El capital es básico para movilizar nuestros recursos humanos y materiales. No es explotador por esencia ni es benefactor por naturaleza. Es lo que es, motor ineludible. Surtirá mejores resultados si existe una normativa estable y sapiente y un Estado capaz de encontrar los equilibrios a partir de timonear la nave con una regla de oro y una brújula infalible: buscar siempre el bien común.

La reciente campaña fue notable por tres factores: la extraordinaria apatía, la ausencia de propuestas dignas de conmover a la ciudadanía y la disociación entre los reclamos concretos – trabajo, educación, seguridad, inflación, certidumbre de que hay futuro – y los discursos de los precandidatos. “La culpa es de Macri” monopolizó la ‘estrategia’ oficialista. Tan pobre como el pobrismo que impulsan y en el que están disolviendo a la Argentina. Porque convengamos que como vamos, en diez años la pobreza será del 75% y la sepultura sin ceremonia de la clase media será el peor crimen colectivo que se haya cometido en todo el orbe. Un verdadero genocidio social.

En estos días se derrumbó la investidura presidencial, una abstracción que posee enorme relevancia para cualquier pueblo. El presidente no la resguardó en ningún momento. Autoflagelándose, más allá de su desacreditada persona, agravió a esa dignidad. No hubo el más mínimo tino de hurgar sobre las correcciones de la marcha a la deriva. Puja puramente por el poder, sin saber para qué interés general, el gran ausente. Ahora nos prometen inundarnos de plata – más IFE, bonos-Anses, emisión ‘respaldada’en los us$4.334 millones que nos giró el FMI, que irán inexorablemente al despilfarro. No entienden que distribuyendo migajas, nos descapitalizamos, aumentamos el déficit y la inflación, incrementamos la desconfianza de los capitales y la conclusión tristísima es que seremos todos más pobres.

El movimiento político de los trabajadores, que se ufanaba que su jefe era “el primer trabajador” y que había que “producir como mínimo lo que se consume”, está transformando a nuestra Argentina en un país sin trabajo, paulatinamente sin changas, apenas con planes asistenciales que ofenden la dignidad y que agravan la cada vez más desequilibrada y descompensada economía. Los productores se las arreglan para trasladar sus actividades a los países vecinos que gozan de una relativa bonanza alimentada por nuestro vaciamiento.

No podemos eludir una cuestión peligrosa: opera en el sur un grupete que en nombre de derechos ancestrales que el país reconoce, disputa inadmisiblemente la soberanía argentina. Esto sucede ante la pasividad/connivencia de las ideologizadas ‘autoridades’ nacionales. En noviembre debemos lograr que pierdan el quórum en el Senado. En estos dos años penosos hasta 2023 el Congreso debe brillar por su capacidad para ir enderezando el rumbo. Cogobernando. Tal como una inteligencia aguda de la Constitución no sólo autoriza sino que alienta. Porque no podemos apostar a que se incendie Roma para después conducirla.

La clave es que sin que se incinere, desde ya vayamos sanándola para recibirla lo más vigorosa que sea posible para, entonces sí, reformarla a fondo como ineluctablemente requiere la Argentina. El pueblo, incluyendo a la clase media baja, dio un hálito de esperanza el 12 de septiembre. Expreso mi ruego laico – para no mezclar mi creencia en un asunto temporal – para que la Argentina disponga de una alternativa política que esté a la altura de la dimensión histórica del desafío. En esa opción militamos y en su seno estamos tratando de contribuir a mejorar y ampliar. El sustento que exigirán las reformas no vendrá de los oportunistas, sino de los comprometidos y convencidos.

¡Vamos Argentina! ¡Vayamos al buen futuro!

*Diputado nacional de UNIR (JxC).

La educación, Sarmiento y el peronismo

Por Ernesto Martinchuk 

Es la educación primaria la que civiliza y desenvuelve la moral de los pueblos. Son las escuelas la base de la civilización”. Domingo F. Sarmiento

Hoy estamos entre los países con mayor deserción escolar del tercer mundo, casi 1,5 millones de chicos abandonaron la escuela. Los datos de deserción interanual entre 2019 y 2020 indican que el abandono escolar llegó a quintuplicarse durante 2020 y afectó con mayor énfasis a los alumnos que forman parte del 62% de pobres en el país.

No faltan, en los últimos tiempos, ataques a la memoria y la obra de Domingo Faustino Sarmiento. Existe una acción solapada, pero permanente contra ellas, sea en forma de cobardes atentados contra sus monumentos, sea intentando, so pretexto de “revisionismo histórico”, desplazarlo de la conciencia nacional con acusaciones que van desde la “entrega” de la Patagonia al asesinato del Chacho entre otras igualmente falsas y temerarias, como negarse -por parte de la docencia militante- a interpretar o incluir en los actos escolares, el Himno a Sarmiento.

Los predicadores de la antidemocracia concentran su fuego en la figura del maestro de América, por lo mismo que la actualidad fecunda y combativa de su labor lo elevan a la jerarquía del arquetipo. Se esgrimen los argumentos menos nobles: se insiste en viejas patrañas, desahuciadas por la investigación y por los hechos; se ensayan -incluso por decisión de dependencias escolares oficiales- expedientes para que las fechas en que la República lo recuerda y los niños aprenden a venerarlo, se desnaturalicen con actos que nada tienen que ver con el gran civilizador…

El viejo luchador aprovecharía el tema para reiterar su prédica y lanzar al rostro de sus enemigos, al igual que en los cien combates sostenidos a pluma y palabra contra ellos en el medio siglo de su apostolado docente, los títulos de su gloria, de sus sarcasmos… La singular pelea le facilitaría la ocasión de mostrar sus fuerzas y probar la puntería de sus palabras, para que los ignorantes supieran, como así también los bárbaros de estos días que prosigue la ciclópea labor y está tenso el arco de su voluntad indomable a lo largo de tantas fatigas y sinsabores.

¿Qué otra cosa teníamos derecho a esperar de quienes no ocultan su enemistad a la acción y el ideario de Sarmiento? Son los mismos que sustituyen su efigie y la de los fundadores y constructores de la nacionalidad por la del tirano; son los mismos adictos al totalitarismo, al populismo, empeñados en su ceguera y complicidad, en restaurar métodos y sistemas repugnantes a la conciencia democrática argentina; son los mismos que pretenden presentarnos como ejemplo de gobierno “la mazorca” y la suma del poder público o del totalitarismo en las variantes conocidas porque el sufragio libre, la ley constitucional, la prensa sin censura, el derecho de reunión y de palabra los atemoriza y asfixia su relato.

Si la República superó, por el esfuerzo de sus pensadores, jefes militares, libertadores de pueblos, estadistas, congresales, clarividentes y la coincidencia fecunda de los sectores más esclarecidos las etapas ominosas de la contrarevolución, de la anarquía, de las guerras civiles, de las tiranías y el despotismo, si la enseñanzas de Belgrano, Moreno, Castelli, Rivadavia, Echeverría, Alberdi, Sarmiento, Mitre, Urquiza en el pasado, y Sáenz Peña, Juan B. Justo, Lisandro de la Torre, Illia, Alfonsín, entre otros, trazaron los rumbos definitivos e inalterables de nuestra democracia, bien está que los escasos e insignificantes de la colonia -escondidos ahora bajo la máscara de la hispanidad falangista o del nazifascismo agonizante- procuren librar su postrer tentativa.

El declive de la educación comenzó en el gobierno de Perón, y luego con Carlos Menem, durante la gestión de Susana Decibe, a la que siguió Daniel Filmus. Luego continuó Alberto Sileoni designado viceministro de Educación en junio de 2003, con el ministro Daniel Filmus que implementó la denominada por los especialistas como "estafa pedagógica" con el plan FinEs y, al igual que las 17 universidades inauguradas durante el gobierno de Cristina Fernández Vda de Kirchner, junto a escuelas primarias y secundarias, se convirtieron en centros de militancia y adoctrinamiento como pudo advertirse recientemente en un video protagonizado por la docente Laura Radetich, defendida, no sólo por el presidente Alberto Fernández, sino también por sindicalistas afines al oficialismo que se niegan a que los docentes sean evaluados.

Este y otros ejemplos protagonizados por “docentes” en las pantallas de la Televisión Pública y en las redes sociales muestran a “trabajadores de la educación” en la escuela pública naufragando en un mar de disparates, donde no sólo se escribe con horrores ortográficos o se resuelven mal pequeños cálculos matemáticos, sino que se pretendió enseñar el Martín Fierro con lenguaje inclusivo y se ha llegado a ver, la imagen de Belgrano confundida con la de San Martín…

Durante el gobierno de Alberto Fernández, asumió Nicolás Trotta -rector de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo- que ha tenido entre otros errores de gestión, el triste récord de haber sido el ministro de Educación con menos días de clase en la historia, no sólo del país, sino del mundo.

Ahora, asumirá en las próximas horas, Jaime Perczick, -ex rector de la Universidad Nacional de Hurlingham (UNAHUR), fue número dos de Alberto Sileoni, quien, como lo apuntamos, fue el número dos de Filmus en 2003… y es natural que, por instinto de conservación, agoten sus energías exhibiéndose como son…

Sarmiento explicaría el hecho, como explicó a Facundo.

Citemos uno entre tantos de los hechos que menciona: “Perdido en el juego el montó de un año de trabajo, marcha sin dirección fija, hasta que a poco de andar, un juez Toledo, que acertaba a pasar a la sazón, lo detuvo para pedirle su papeleta de conchavo. Facundo aproximó su caballo en ademán de entregársela, afectó buscar algo en su bolsillo y dejó tendido al juez de una puñalada. ¿Se vengaba en el juez de la reciente pérdida? ¿Quería sólo saciar el encono del gaucho malo contra la autoridad civil y añadir un nuevo hecho al brillo de su naciente fama? Lo uno y lo otro. Esta venganza sobre el primer objeto que se presentaba, son frecuentes en su vida. Cuando se apellidaba general y tenía coroneles a sus órdenes, hacía dar en su casa de San juan doscientos azotes a uno de ellos por haberle ganado mal decía, a un joven, doscientos azotes por haberse permitido una chanza en momentos en que él no estaba para chanzas; a una mujer en Mendoza, que le había dicho al paso “adiós mi general” cuando él iba enfurecido porque no había conseguido intimidar a un pacífico, tan juicioso como era valiente y gaucho, doscientos azotes”.

El espíritu es el mismo, si bien menos gallardo, y sin el coraje personal revelado por Facundo otras veces. Es un primario, oscuro sentimiento de venganza y rencor. Sarmiento es aquí el juez, la ley, la libertad responsable, la garantía del derecho para las vidas, el trabajo, los bienes; sus despreciables atacantes de hoy imposibilitados de apuñalarlo o azotarlo, denigran su memoria, atentan contra su estatua…

Han cambiado los tiempos y es otro el sentimiento público argentino y -digámoslo también- los sostenedores del despotismo, se deslizan en las sombras. Pero quedan aún, y si en horas de amargura durante su permanencia en Chile, Sarmiento escuchó el consejo de Montt para anonadar a quienes le combatían y zaherían implacablemente –“Contésteles con un libro”-  y escribió su libro inmortal como folletín de “El Progreso”, la ciudadanía argentina actual puede y debe responder al ataque alevoso con su desprecio e intensificando y ampliando la obra del Civilizador.

No es poca la tarea ni son de bonanza los días presentes. El alegato formidable que es “Facundo” en el proceso político social e institucional de nuestro país, pieza histórica de primer orden para juzgar hombres y acontecimientos, une a la inigualable belleza literaria de su primera parte, el aliento constructivo y patriótico del luchador en su guerra sin cuartel contra la tiranía, que lo acecha y quiere que se lo persiga en su destierro chileno. Recoge la mejor tradición de la patria, transformándose en su vocero y en su numen, para alzar la bandera sostenida frente a los desbordes de la dictadura rosista por los Jóvenes de la Asociación de Mayo, y exhortar a una acción conjunta más allá de las limitaciones partidarias de toda separación de ideología.

Nuestro deber, como el único desagravio digno de su obra, es mantener encendida esa conciencia de la patria que él mantuvo iniesta en medio de todas las vicisitudes, nutriéndola con el ejemplo de su valor civil, de su batallar sin reposo hasta el fin de sus días por los ideales de la libertad, de la cultura, de la civilización, y fortaleciéndola hasta verla triunfar sobre el instinto  excesivamente firme en las ideas, intenciones u opiniones, las pasiones menguadas, y la arbitrariedad hecha sistema de gobierno.

La acción siempre urgente es lo que reclama nuestra generación al mandato de Sarmiento. Una acción como la suya, de soldado sin precio y sin miedo de la libertad y la democracia, fragua de ideas, ideales y propósitos confesables, siempre en combustión; forjador de patria machacando desde el alba hasta la puesta del sol, y en el momento de meditación nocturna, en el yunque de la civilidad nacional para poner al alcance del pueblo los instrumentos de la razón, de la ley, de pensar el futuro, sin prepotencias anuladoras, ni sometimiento, acatamiento, obediencia o rendición conformista…

Escobar: El intendente Sujarchuk deja el Frente de Todos

 Pese a que se impuso en su distrito, abandonaría el partido. Mantuvo reuniones con Axel Kicillof y con Máximo Kirchner.

El intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, dejó trascender que evalúa irse del Frente de Todos luego de la contundente derrota electoral en todo el país y particularmente en la provincia de Buenos Aires. Desde el peronismo analizan la decisión de Sujarchuk como apresurada y sostienen que fuera del PJ el intendente perderá fuerzas y votos.

Sujarchuk ganó las PASO en su distrito con más de un 41% de los votos, contra un 35% de Juntos. Sin embargo, si se comparan estos números con las PASO del 2019, el espacio oficialista perdió casi un 20% de los votos: en las primarias de hace dos años había sacado un 60% y 40 puntos de ventaja sobre Juntos por el Cambio.

Desde el entorno del jefe comunal cuentan que Sujarchuk mantuvo reuniones con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y con el jefe del bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner, a quienes le comentó su decisión.

Escobar tiene una diputada nacional, Laura Russo, cuyo mandato vence en esta elección y no será renovado. Sin el paraguas del peronismo, Sujarchuk tiene dos opciones: crear un partido vecinal que haga alianzas electorales o saltar al macrismo. En ambos casos sería una jugada arriesgada para el intendente que luego de ser subsecretario de Alicia Kichner llegó casi de casualidad a ganar la intendencia el distrito bonaerense.

Fuente: infobaires24.com.ar

En las redes la presidente del PRO emitió la primer critica dura contra el nuevo jefe de gabinete. Desde su entorno le respondieron


  Patricia Bullrich: “la llegada de Manzur es un enorme retroceso, una aberración, da lástima ver lo que es Tucumán, con pobreza, desidia y narcotráfico”.

En el marco de los cambios dentro del Gabinete de ministros, la presidenta del PRO Patricia Bullrich criticó la llegada del gobernador Juan Manzur a la Jefatura de Gabinete en reemplazo de Santiago Cafiero al señalar que "la llegada de Juan Manzur a la Jefatura de Gabinete es un enorme retroceso, eligieron el poder y no la gente, el modelo clientelar basado solo en que lo único que importa es el poder, sin importar el precio y la manera".

"Estuve hace un mes en Tucumán y la verdad es que da lástima ver lo que pasa en esa provincia", enfatizó Bullrich en diálogo con Marcelo Bonelli, en “Sábado Tempranísimo”, por Radio Mitre. "Da lástima ver la realidad de pobreza, el narcotráfico, la desidia, incluso Manzur tiene un gobierno partido, está enfrentado con su segundo (por el vicegobernador Osvaldo Jaldo), es decir que le pasa lo mismo que acá", en alusión a la feroz interna desatada entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

“Que el gobernador de esa provincia sea el recambio es una aberración para un pueblo que votó un cambio democrático, institucional, de un país de clase media, para combatir la pobreza”, aseguró la exministra de Seguridad.

En relación al nuevo ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, opinó que es “el peor modelo de seguridad en la democracia”.

“Aníbal Fernández no viene a hacer seguridad, viene a ser vocero político, a recorrer provincia por provincia y asentar el poder que ya tienen. Con Sergio Berni no creo que se lleve mal, sabe que no le conviene llevarse mal”, arremetió.

Sobre Santiago Cafiero, quien fue removido de la jefatura de Gabinete y ahora reemplazará a Felipe Solá en Cancillería, la exministra lo calificó como “un premio consuelo”. “Es algo patético para nuestro país. Mandarlo a manejar la relación con el mundo, esa relación va a estar limitada con 3 o 4 países. Es un capricho de Alberto diciendo ´no me lo toquen al nene´”, afirmó.

“Este gabinete viene para meter todo el poder, el dinero y dádivas, que tiene para revertir las elecciones. Sin el más mínimo prurito, una especie de panzer electoral”, acotó Bullrich en referencia a la derrota del oficialismo en las últimas PASO.

Por este motivo, consideró que Juntos por el Cambio” tiene que estar más unido que nunca para confirmar lo que se votó en las PASO”. “Vendrán dos meses muy pesados con prácticas de las más brutales que ya se vieron. Siento que es un retroceso y que somos nosotros una reserva republicana del país, con lo cual debemos estar fuertes y pedirles a quienes nos votaron que vuelvan a confiar”, concluyó de acuerdo a lo informado por Contexto.

Rápidamente desde el entorno del tucumano salieron a responderle a Bullrich:

No son buenas ni atinadas sus declaraciones, Manzur jamás recurrió a actos violentos para llegar a ningún cargo político. El gobernador está dispuesto a colaborar para que el país salga adelante y para que todos estemos tranquilos”, sostuvo el diputado Carlos Cisneros.

sábado, 18 de septiembre de 2021

Tucumán: Jaldo asumirá el lunes como gobernador interino

El vicegobernador Osvaldo Jaldo confirmó que el próximo lunes asumirá como gobernador de la provincia mientras dure la licencia de Juan Manzur.

El actual titular de la Legislatura sostuvo que convocará a los legisladores para otorgarle la licencia al gobernador para que asuma en el cargo de Jefe de Gabinete en Nación.

«Voy a hacer respetar la constitución. El trámite que viene es convocar el lunes a la legislatura para otorgarle la licencia al gobernador«, dijo Jaldo, quien asumirá el rol de principal mandatario transitorio durante esa misma jornada.

De esta manera tras la designación de Juan Manzur como jefe de Gabinete de la Nación, se cumplirá la linea sucesoria institucional.

En pocas horas, luego de su renuncia a la candidatura de diputado nacional, Jaldo fue el hombre más buscado por diferentes dirigentes políticos para conocer si estaba dispuesto a una tregua política, cuando era prácticamente un hecho el arribo de Manzur a la Nación.

Uno de los contactos telefónicos que mantuvo Jaldo fue con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. Luego durante la noche del viernes tras el anuncio del nuevo gabinete de Alberto Fernández, el teléfono sonó varias veces, todos querían conocer cómo se desarrollará el futuro político del vicegobernador.

Con el escenario revolucionado por las múltiples renuncias a nivel nacional y los indicios de que Manzur dejaría su cargo provincial para arribar al gabinete nacional, el titular de la Legislatura tuvo contactos y reuniones con dirigentes manzuristas, en los encuentros se buscaron alternativas para iniciar una tregua en la dura interna que mantenían y que prevalezca la institucionalidad. Jaldo reconoció que recibió al diputado nacional Carlos Cisneros en una reunión a solas y que intercambiaron impresiones acerca de cómo se vivían a nivel nacional y provincial la crisis política del Frente de Todos.

En una entrevista concedida a un diario local el vicegobernador afirmó que si tenía que asumir interinamente la gobernación bregaría por la unidad del peronismo. «No voy a hacer algo que vaya en contra del partido. No me voy a salir ni un milímetro del camino hacia la gobernabilidad. El hecho de que el Presidente y la vicepresidenta se hayan fijado en un gobernador como Manzur para confiarle el máximo cargo en el gabinete, habla bien de lo que se viene haciendo en la provincia. Nos hemos salvado de la ola amarilla gracias a la interna. Ahora tenemos que tener la habilidad y un gesto de grandeza para unir al peronismo. Si a mí me toca hacerme cargo del Poder Ejecutivo, lo asumiré. No tengo inconvenientes ni impedimentos, mucho menos temor. Me haré cargo transitoriamente hasta que el gobernador decida su vuelta. Cumpliré mi rol institucional, el de vicegobernador, y soy plenamente consciente que ese ejercicio es transitorio».

Fuente: El Tribuno de Tucumán

Dos hombres claves en el nuevo gabinete


Juan Manzur, el designado nuevo jefe de Gabinete en reemplazo de Santiago Cafiero, empezó su carrera política en La Matanza con ese gran “colocador” de cuadros del PJ que fue Alberto Balestrini. Médico sanitarista graduado en Tucumán, el nuevo elegido por Alberto Fernández y Cristina Kirchner integró el gobierno del municipio más populoso del país en la secretaria de Salud, como bien recuerda nuestro colega de A24, Nicolás Poggi.
Por su parte Julian Dominguez comenzó su actividad en el funcionariado argentino durante la gestión de Menem, donde ocupó cargos en los ministerios de Salud, Interior y en la Jefatura de Gabinete, para luego ser electo en 1995 intendente de Chacabuco, la Capital del Maiz.

Ambos funcionarios aportan un valor agregado al gabinete que integran, en tres ámbitos que por distintos motivos no han sido muy propicios al gobierno nacional
Recordemos que Julián Dominguez, ademas de ser presidente del la Cámara baja, también fue intendente en un zona fundamentalmente agropecuaria y ya ocupó el sillón que vuelve a tener como ministro del área. 
Esto le permitió generar algunas buenas relaciones con dirigentes del sector que en su momento confrontaron duramente con el gobierno de Cristina.
El otro sector con el que el presidente y la vice han tenido una relación zigzagueante, es la Iglesia Católica, aquí también el hombre de Chacabuco tiene aceitadas relaciones que podría aportarle a su presidente. Conclusión: Iglesia y Campo ó Campo e Iglesia, nada más y nada menos.         
Por el lado del jefe de gabinete, recordemos que desde 2016 en que el entonces gobernador Manzur fungiendo de anfitrión, logró establecer una muy buena relación con la doctora y especialista en Educación, Jill Tracy Biden la esposa del hoy premier americano Joe Biden
En aquella oportunidad, tras ser recibida por Manzur y acompañada por el por entonces embajador de Estados Unidos en Argentina, Noah Mamet, Tracy Biden había expresado los motivos por los que quiso conocer la tierra donde se declaró la independencia argentina: "Yo soy de Filadelfia, Pennsilvania, el lugar donde nació Estados Unidos. Y ahora estoy aquí, en Tucumán, donde nació Argentina. Por eso para mí es un honor estar con ustedes". Esto le facilitó al ahora jefe de gabinete establecer una relación importante con el matrimonio Biden y con el partido demócrata.
Es por eso que consideramos otro valor agregado el aporte que puede realizar a su gobierno si quienes lo conducen decidieran alguna negociación importante con los EEUU.

En las redes la presidente del PRO emitió la primer critica dura contra el nuevo jefe de gabinete. Desde su entorno le respondieron


Patricia Bullrich: “la llegada de Manzur es un enorme retroceso, una aberración, da lástima ver lo que es Tucumán, con pobreza, desidia y narcotráfico”.

En el marco de los cambios dentro del Gabinete de ministros, la presidenta del PRO Patricia Bullrich criticó la llegada del gobernador Juan Manzur a la Jefatura de Gabinete en reemplazo de Santiago Cafiero al señalar que "la llegada de Juan Manzur a la Jefatura de Gabinete es un enorme retroceso, eligieron el poder y no la gente, el modelo clientelar basado solo en que lo único que importa es el poder, sin importar el precio y la manera".

"Estuve hace un mes en Tucumán y la verdad es que da lástima ver lo que pasa en esa provincia", enfatizó Bullrich en diálogo con Marcelo Bonelli, en “Sábado Tempranísimo”, por Radio Mitre. "Da lástima ver la realidad de pobreza, el narcotráfico, la desidia, incluso Manzur tiene un gobierno partido, está enfrentado con su segundo (por el vicegobernador Osvaldo Jaldo), es decir que le pasa lo mismo que acá", en alusión a la feroz interna desatada entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

“Que el gobernador de esa provincia sea el recambio es una aberración para un pueblo que votó un cambio democrático, institucional, de un país de clase media, para combatir la pobreza”, aseguró la exministra de Seguridad.

En relación al nuevo ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, opinó que es “el peor modelo de seguridad en la democracia”.

“Aníbal Fernández no viene a hacer seguridad, viene a ser vocero político, a recorrer provincia por provincia y asentar el poder que ya tienen. Con Sergio Berni no creo que se lleve mal, sabe que no le conviene llevarse mal”, arremetió.

Sobre Santiago Cafiero, quien fue removido de la jefatura de Gabinete y ahora reemplazará a Felipe Solá en Cancillería, la exministra lo calificó como “un premio consuelo”. “Es algo patético para nuestro país. Mandarlo a manejar la relación con el mundo, esa relación va a estar limitada con 3 o 4 países. Es un capricho de Alberto diciendo ´no me lo toquen al nene´”, afirmó.

“Este gabinete viene para meter todo el poder, el dinero y dádivas, que tiene para revertir las elecciones. Sin el más mínimo prurito, una especie de panzer electoral”, acotó Bullrich en referencia a la derrota del oficialismo en las últimas PASO.

Por este motivo, consideró que Juntos por el Cambio” tiene que estar más unido que nunca para confirmar lo que se votó en las PASO”. “Vendrán dos meses muy pesados con prácticas de las más brutales que ya se vieron. Siento que es un retroceso y que somos nosotros una reserva republicana del país, con lo cual debemos estar fuertes y pedirles a quienes nos votaron que vuelvan a confiar”, concluyó de acuerdo a lo informado por Contexto.

Rápidamente desde el entorno del tucumano salieron a responderle a Bullrich:

No son buenas ni atinadas sus declaraciones, Manzur jamás recurrió a actos violentos para llegar a ningún cargo político. El gobernador está dispuesto a colaborar para que el país salga adelante y para que todos estemos tranquilos”, sostuvo el diputado Carlos Cisneros.

Alberto Fernández y el apoyo de los gobernadores en La Rioja

               Le dio la bienvenida el mandatario riojano

Este sábado 18 el presidente llegó a La Rioja para demostrar el respaldo de los gobernadores, acompañado por Sergio Massa, Eduardo “Wado” De Pedro, Juan Zabaleta y Jaime Perzcyck,

El presidente Alberto Fernández encabezó una reunión de trabajo con gobernadores de todo el país en la provincia de La Rioja, donde fue anfitrión el mandatario local, Ricardo Quintela.
         
            El nuevo jefe de gabinete lo saludó con mucho afecto
  

Participaron el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y los gobernadores Sergio Uñac (San Juan), Jorge Capitanich (Chaco), Raúl Jalil (Catamarca), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Sergio Ziliotto (La Pampa), Gildo Insfrán (Formosa), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Mariano Arcioni (Chubut).

También de forma virtual, los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Omar Perotti (Santa Fe) y Gustavo Melella (Tierra del Fuego).

Frigerio propone ampliar Juntos por el Cambio, priorizando “el sentido común por sobre las ideologías”


Rogelio Frigerio, el exministro del Interior del gobierno de Cambiemos, acaba de tener una arrolladora victoria en las PASO en Entre Ríos, donde el frente que encabeza le ganó al peronismo con más del 50 por ciento de los votos, aún en los principales bastiones de esa fuerza política, como Concordia, lo que lo deja en una posición expectante para competir por la gobernación en 2023.
En una entrevista con el periodista Hernán Cappiello, Frigerio señala que el “secreto ahora es mantener la unidad”, considera que el liderazgo en el espacio es “colegiado” y presagia que se resolverá en una primaria dentro de dos años. Frigerio aseveró que ante la crisis política que atraviesa el Gobierno nacional “el Presidente todavía no es consciente de la gravedad de la situación y de la necesidad que tiene un país presidencialista como el nuestro de tener un primer mandatario que ejerza el poder sin condicionamientos”.

Frigerio participó de muchas campañas electorales, pero siempre tras bambalinas, organizando, y ahora se calzó el traje de candidato por primera vez con un triunfo sobre el peronismo en su provincia.

-¿Qué pasó en Entre Ríos que su frente ganó con casi el 52% de los votos contra sólo 30% del peronismo?

-Fue una elección histórica por la diferencia de más de 21 puntos, con un triunfo en todos los departamentos de la provincia. Por ejemplo, en Concordia, que es la segunda ciudad más pobre del país, obtuvimos una diferencia de más de 10 puntos. Eso tiene varias lecturas: los entrerrianos quisieron enviar un mensaje contundente en las urnas con respecto a que no estaban de acuerdo con el rumbo con el que el kirchnerismo está llevando al país; en segundo lugar pesó la necesidad de poner límites al kirchnerismo en el Congreso y en tercer lugar y no menos importante, la gente está necesitada de una esperanza, de creer que la oposición puede generar un proyecto superador hacia el futuro y superador de todo lo que hemos vivido desde la recuperación democrática a esta parte en todos los indicadores económicos, que están cada vez peor.

-¿Su victoria en Ente ríos lo posiciona para ser gobernador en 2023?

-En esta elección nos jugamos gran parte del futuro de la Argentina y de la provincia. No es un paso intermedio para otros objetivos. Creo que lo que sucedió el domingo es un primer paso importante para la elección, pero donde se define el equilibro del Congreso es el 14 de noviembre, y yo ya dije que soy parte de este proceso de transformación de la provincia de Entre Ríos.

-¿Esta elección resolvió el liderazgo de Juntos por el Cambio?

-Juntos por el Cambio tiene un liderazgo colegiado, lógico después de la derrota electoral de 2019 y, a mi juicio, un nuevo liderazgo va a surgir de la primaria del 2023, como ocurrió para Cambiemos en la primaria de 2015.

-¿Macri va a ser el protagonista de la campaña de acá noviembre?

-No creo que sea así; van a influir los posicionamientos que los distintos aspirantes al liderazgo hayan tomado en esta elección, pero no creo que sea determinante.

-¿Usted dónde está más cómodo en la interna de Cambiemos?

-En Entre Ríos. Tenemos una ventaja con respecto a 2015, que tenemos al menos media docena de aspirantes a liderar nuestro espacio político y eso enriquece las propuestas porque le da a la gente posibilidad de elegir.

-¿Será capaz Juntos por el Cambio de mantener la unidad?

-El secreto para mantener la unidad es lo que se empezó a hacer ahora, es permitir matices, permitir la competencia interna como ocurrió en 17 provincias y es dar una señal clara, para cualquiera que quiera sumarse a nuestro espacio, de que hay reglas de juego que permiten la participación de todos en una elección y que va ser la gente la que defina las candidaturas y no el dedo de un dirigente desde la Capital Federal.

-¿Cómo cree que van a convivir en el Congreso?

-Muy bien, todos tienen consciencia de que es la unidad la condición necesaria para ganar las elecciones, para ser un mejor gobierno. Por supuesto que no es suficiente, para eso tendríamos que ampliar el espacio con mucha generosidad; y también, con mucha humildad, aprender de los errores cuando nos tocó gobernar.

-¿Está hablando del peronismo?

-No de un partido, en sí mismo, sino sumar a todos los que compartan con nosotros los valores e ideas del rumbo en que tiene que ir la Argentina. Creo que hoy todos coinciden en Juntos por el Cambio que tenemos que ser generosos en la ampliación del espacio. Me resisto a creer que solo el 41% de los argentinos entiende que solo apostando al trabajo y a la educación vamos a salir del subdesarrollo. Juntos por Entre Ríos está integrado por no menos de una docena de partidos políticos, la UCR, el PRO, distintas expresiones del peronismo no K, vecinalistas, socialistas y liberales, sectores vinculados con la iglesia evangélica y desarrollistas. Lo que nos une es la priorización del sentido común por sobre las ideologías. Y anteponer los intereses de la gente antes que los de la corporación política.

-¿Cómo está viviendo estas horas de crisis política en el Gobierno?

-Creo que lo que está pasando es el claro ejemplo de un gobierno que dejó de escuchar a la gente, que perdió por paliza una elección y que lejos de corregir esto después del domingo, con las actitudes que estamos viendo, profundizan esta distancia con la gente. Los argentinos lo que quieren ver es a un gobierno trabajando para resolver los problemas concretos de los ciudadanos, no concentrados en disputas palaciegas de poder.

-¿Está débil el Presidente?

-El Presidente todavía no es consciente de la gravedad de la situación y de la necesidad que tiene un país presidencialista como el nuestro de tener un primer mandatario que ejerza el poder sin condicionamientos.

-¿Qué piensa que implica el ofrecimiento de renuncias de los funcionarios más cercanos a Cristina Kirchner?

-No se entiende lo que quisieron hacer; si es un intento de condicionar al Presidente es de una enorme irresponsabilidad lo que terminaron haciendo.

-¿Coincide con Elisa Carrió en que fue un golpe interno?

-En un momento de tanta incertidumbre y de tanto miedo sobre el futuro que tienen los argentinos, la oposición tiene que tener una conducta de muchísima responsabilidad y prudencia y por supuesto garantizar, en lo que le toca, la institucionalidad y la república.

-En caso de ser convocada la oposición por el Gobierno, ¿hasta dónde está dispuesta a colaborar?

-La oposición tiene que estar a la altura de las circunstancias, va a hacer todo lo que tenga que hacer para garantizar la institucionalidad y la gobernabilidad, pero la responsabilidad la tiene el Gobierno. Me parece que hoy estamos, lamentablemente, muy lejos de un escenario de acuerdo.

-¿Apoyarían un acuerdo con el FMI?

-La oposición ya ha dado muestras en estos dos años de gestión de que está dispuesta a acompañar propuestas donde prevalezca el sentido común y el interés nacional.

-¿El triunfo en Entre Ríos lo sienta en la mesa nacional de Juntos por el Cambio?

-No sé cuál es el criterio de la conformación de la mesa de Juntos por el Cambio, creo que es importante que tenga un criterio lo más federal posible.

Fuente: La Nación - Hernán Cappiello

Un Perczyk al Ministerio de Educación y otro en la represa de Salto Grande

Jaime Perczyk se lo conoce como “Jimmy” en el mundo de la política educativa y tiene un extenso recorrido de 25 años en la materia. Ahora, le toca estar al frente de un ministerio: será el nuevo responsable de Educación de la Nación.

El presidente Alberto Fernández anunció este viernes por la noche a los nuevos funcionarios que integrarán el Gabinete, tras la grave crisis política derivada de la derrota electoral en las PASO del domingo pasado. Entre los nombres apareció el de Jaime Perczyk, el todavía secretario de Políticas Universitarias que jurará como ministro el lunes que viene.

Perczyk se desempeñó en ese cargo y, al mismo tiempo, fue el responsable de un armado federal que buscó contener la convivencia de las diferentes vertientes del Frente de Todos a través de los referentes universitarios.

Perczyk fue número dos de Alberto Sileoni, durante el segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner. La llegada de Cambiemos lo encontró al frente de una de las últimas universidades del conurbano bonaerense creada por los gobiernos kirchneristas: la Universidad Nacional de Hurlingham (UNAHUR).

Licenciado en Educación Física por la Universidad Nacional de Luján (UNLu) y especialista en Ciencias Sociales y Humanidades por la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ), en sus más de veinticinco años de carrera se desempeñó como docente de educación no formal y formal, acumulando experiencia en todos los niveles del sistema: inicial, primaria, secundaria y universitaria.

Ejerció funciones en el Ministerio de Educación de la Nación como Secretario de Educación, Jefe de gabinete, Director Nacional de Políticas Socioeducativas y Vicepresidente del Directorio de Educ.Ar.

Fue rector de la Universidad Nacional de Hurlingham (UNAHUR), cargo que ejerció desde 2015. En 2018 y 2019 fue Vicepresidente y Presidente del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN).

“Hemos logrado que casi dos millones de chicos tuvieran clases. Con condiciones desiguales, porque no es lo mismo lo que sucedió en el área metropolitana que en Jujuy, Misiones o Tierra del Fuego, pero en general se ha protegido el derecho a seguir estudiando. Se ha logrado pasar de una universidad que era eminentemente presencial a otro funcionamiento en no más de tres semanas. Logramos una educación virtual en emergencia y, a partir de una inversión de más de 1500 millones de pesos, se recibieron chicos, hubo evaluaciones, continuaron los programas de investigación y de extensión”, expresó Perczyk cuando hace unos meses le hicieron una entrevista en el sitio Letra P e hizo un balance de la vida universitaria durante la pandemia.

Cuando le preguntaron acercar de la presencialidad en el ámbito universitario, expresaba: “No todo se podrá dar a distancia y hay que decirlo. La universidad argentina después de la pandemia no va a ser a distancia. Se va a reforzar la presencialidad intensa, que ya está volviendo”.

Lo que pocos conocen es que el flamante titular de la cartera educativa es hermano de Daniel Perczyk, un ingeniero industrial que asumió como Gerente General del complejo binacional de Salto Grande durante la presidencia de Mauricio Macri

En 2019, cuando el kirchnerismo volvió al poder, temió por su continuidad. Aunque no hay confirmación de que haya sido así, en el ámbito de la delegación atribuyeron a gestiones de su hermano Jaime que pudiera seguir en el cargo.

Fuente: El Entre Ríos e Infobae